Muchos dicen “Creo en Dios pero no tengo religión”, generalmente escuchado por parte de personas que no tienen educación en filología ni han estudiado la etimología de la palabra.
Religión viene del latín “religare” (Lactancio) o “relectura” (Cicerón). En ambos casos la palabra describe el vínculo o la relación de una persona con su dios.
Todo quien cree en un dios tiene un vínculo con él. La palabra para referirse a ese vínculo es “religión”.
Existen las religiones formalmente organizadas (cristianismo, hinduismo, bahaísmo, islamismo, taoísmo, etc.) son una expresión grupal de ese vínculo. En esos casos hablamos de “pertenecer” a una religión. Esta relación implica seguir preceptos, a veces tradición y ritos, reuniones, etc.
Sin embargo el no seguir una religión específica no significa, de ninguna forma, que no tengamos una religión (un ligamen o relación) con Dios: Es lo mismo decir “tengo una relación con Dios” a “tengo una religión” ya que la palabra religión quiere decir “relación con Dios”.

Varios de estos temas se incluyen en mi nuevo libro.
Le invito a suscribirse a la lista de correos (abajo en esta misma página), y a agregarme en Facebook y en Twitter.

facebooktwitter

Dirección corta:
 

Leave a Reply

Post Navigation

Reciba actualizaciones

Revise su correo y confirme la suscripción