Extracto de mi libro Templos de Humo, que puede adquirir en Amazon.com

Hay un fenómeno interesante que se da con respecto a las sagradas escrituras. Como regla general, mientras mayor conocimiento tiene una persona sobre ellas, mayor es la aceptación de fallas y contradicciones.
Lo que yo no entiendo, como ateo, es por qué en los niveles de menor educación existe esa necesidad de que la Biblia no deba tener contradicciones.

En mis conversaciones con teólogos eruditos veo la comprensión de aspectos que son obvios para cualquiera que tome el tiempo para estudiar la historia y los escritos originales. En mis conversaciones con fanáticos e iletrados (incluyo aquí por supuesto a la totalidad de los Testigos de Jehová) veo esa necesidad infundamentada de tener que sostener argumentos que pasan de la contorsión a la fantasía, para explicar el por qué no hay contradicciones en los escritos.

Bart D. Ehrman es un ejemplo para muchos. Un erudito de las escrituras que comenzó a estudiarlas de forma muy objetiva. En su libro “Missquoting Jesus” podemos ver algunos puntos donde nos aclara lo que pasa cuando vemos los Evangelios en una matriz, en lugar de leerlos de forma lineal.

Tal como sabemos, los evangelios fueron escritos mucho después de la vida de Jesús.
El de Marcos fue escrito por los años 65-80 DC, los de Lucas y Mateo en el 85-95 DC, el de Juan: 95 DC
El de Marcos no fue escrito por Marcos, el de Lucas no fue escrito por Lucas, el de Mateo no fue escrito por Mateo, y el de Juan no fue escrito por Juan.
Ninguno de los escritores de los evangelios fueron testigos de la resurrección. Ninguno sabía leer ni escribir. Nunguno hablaba griego (idioma en el que fueron escritos).

Tal como es de esperar en las historias narradas de boca en boca, generación tras generación, hay contradicciones. Esto lo sabe cualquier estudioso de la Biblia (con estudioso me refiero a personas que estudian en su idioma original, toman en cuenta la historia y estilos literarios, no me refiero a personas que repiten aquello que un pastor les enseña un domingo).

Esto deja algunas contradicciones evidentes, en lo que se supone que debería ser el relato histórico más cuidado por Dios:

¿Murió Jesús el día después de la cena de Pascua (Marcos 14:12-16) o el día antes (día de preparación para la Pascua) (Juan 19:14)?

¿Se burlaban ambos ladrones de Jesús como indica Marcos 15:32 y Mateo 27:44, o uno salió en su defensa como indica Lucas 23:40-43?

¿El velo del templo se rasgó por la mitad antes de que Jesús muriera (Lucas 23:45-46) o después (Marcos 15:37-38 y Mateo 27:50-51)

¿Quién fue a la tumba el tercer día?, ¿fue María Magdalena sola o fue con otras mujeres?
¿cuántas eran y cuáles eran sus nombre?
Juan 20:1 dice algo que contradice a Marcos 16:1, que contradice a Mateo 28:1, que contradice a Lucas 24:1.

¿Cuando llegaron, la piedra había sido removida (Marcos 16:4, Lucas 24:2) o no (Mateo 28:1-4)?

¿Qué vieron en la tumba?, ¿Vieron a un hombre (Marcos 16:5), a dos hombres (Lucas 24:4) o a un ángel (Mateo 28:2)?

¿Qué les dijo a los discípulos, que se quedaran en Jerusalem (Lucas 24:49) o que deberían ir a Galilea (Marcos 16:7, Mateo 28:7)?

¿Las mujeres le dijeron a alguien (Mateo 28:8, Lucas 24:9, Juan 20:18) o permanecieron en silencio y no dijeron a nadie (Marcos 16:8)?

¿Los discípulos dejaron Jerusalem (Lucas 24:49-53, Hechos 1:4) o se fueron de inmediato a Galilea (Mateo 28:16)?

Quienes aceptan las contradicciones (no sólo en esta breve sección sobre la muerte y resurrección de Jesús sino a lo largo de toda la Biblia), las comprenden y explican sin problemas.

Quienes hacen contorsionismo lógico y argumentan que la Biblia, al ser inspirada por Dios, carece de contradicciones, ¿realmente creen que un dios que tuvo la oportunidad de escribir o inspirar la escritura de un libro que iba a hablar sobre el hecho más importante en toda su historia, no va a tomar las precauciones necesarias para que no haya contradicciones en los únicos textos que narran estos hechos?

Lo que yo no entiendo, y la razón de por qué escribo este texto, es ¿en qué debe afectar la fe de una persona el hecho de que un libro escrito por decenas de autores, humanos todos, que ha sido modificado en el tiempo por medio de traducciones, errores de escribas, e incluso notas al margen creadas por los mismos escribas, tenga errores?

Extracto de mi libro Templos de Humo, que puede adquirir en Amazon.com

Le invito a suscribirse a la lista de correos (abajo en esta misma página), y a agregarme en Facebook y en Twitter.

Dirección corta:
 

3 Thoughts on “Contradicciones en los Evangelios

  1. migante on July 7, 2013 at 12:52 pm said:

    El de Marcos no fue escrito por Marcos, el de Lucas no fue escrito por Lucas, el de Mateo no fue escrito por Mateo, y el de Juan no fue escrito por Juan.
    Ninguno de los escritores de los evangelios fueron testigos de la resurrección. Ninguno sabía leer ni escribir. Nunguno hablaba griego (idioma en el que fueron escritos).

    y entonces por quien? eres un idiota

  2. Felipe on July 7, 2013 at 2:39 pm said:

    Si Santa Claus no deja mis regalos debajo del árbol el 25 de diciembre, ¿entonces quién? Eres un idiota.

  3. Felipe on July 7, 2013 at 3:21 pm said:

    Más allá, si alguien quiere seguir los evangelios y su enseñanza como una verdad, tiene que saber lo siguiente:
    1. No sólo Marcos fue escrito de primero, sino que es la base del contenido para los evangelios de Lucas y Mateo.
    2. Los doce últimos versos de Marcos no fueron escritos originalmente, sino que fueron redactados cientos de años después por algún escriba. Si usted lee esos 12 versos entenderá el significado de esa adición tardía.
    3. La historia de la prostituta y el famoso “el que esté libre de pecado que tire la primera piedra” no fue escrito por el escritor de Juan, ni estaba en ninguno de los otros evangelios originalmente. Esta historia, tal vez la más famosa de los evangelios, fue escrita por algún escriba o copista años después.
    4. Los evangelios sufrieron muchos cambios a través de su historia, en los cuales se fue borrando la imagen de Jesús como alguien irritable, humano y con angustia, a uno que está siempre en control y en conocimiento de un plan divino; se fue poniendo a la mujer en un lugar completamente servil; se denigró a los judíos; y se modificaron aspectos teológicos para no entrar en contradicción con las creencias de otras sectas cristianas que tenían puntos de vista diferentes sobre quién o qué era Jesús.

    Lo que hace esto valioso es que no es el producto de fe, sino que es el producto de cientos de años de estudio de parte de los eruditos de la Biblia, quienes luego de estudiar las miles de copias o pedazos de copias de los evangelios que existen hoy, pueden llegar a estas conclusiones.

    Esto no lo hace a usted, ni a mí ni a Simon Keller más o menos idiotas. Es simplemente un hecho que usted no puede refutar al referirse al grado de inteligencia de alguien más.

Leave a Reply to Felipe Cancel reply

Post Navigation

Reciba actualizaciones

Revise su correo y confirme la suscripción